viernes, 22 de mayo de 2009

Editorial El Nacional 22/05/2009 ¿economía blindada?

¿Economía blindada?.

Juego trancado.


La crisis económica ya es oficial. No se puede acusar a los medios de comunicación ni a rumores venidos del imperio, como lo hace sin rubor el Presidente de la República.

Ahora el Banco Central de Venezuela ha puesto en cifras lo que todos sabíamos que iba ocurrir: la economía nacional se ha desacelerado y camina vacilante hacia la recesión.

Según el instituto emisor, la economía creció apenas 0,3% durante el primer trimestre de 2009. Esto es, la décima parte de 3,2% del último trimestre de 2008 y, muchísimo menos que 5,0% del primer trimestre del año pasado. Por si fuera poco, el sector petrolero ya entró en recesión: tuvo, durante el primer trimestre de 2009, una caída de 4,8%.

De manera que puede darse por terminada la supuesta prosperidad bolivariana que, en estos años, se basó en los altos precios del petróleo. Los ingresos por ventas externas de petróleo disminuyeron 55,5%, es decir, menos de la mitad del período equivalente del año pasado. Lo mismo pasó con las exportaciones no petroleras, que se redujeron en 55,8%.

Mientras tanto, las importaciones siguen creciendo. Como resultado, la balanza comercial (la comparación entre exportaciones e importaciones) es negativa por segundo trimestre consecutivo, en nada menos que 3.533 millones de dólares. Tradicionalmente la balanza comercial de Venezuela ha sido positiva. De hecho, lo fue en todos los trimestres, excepto dos, en los últimos 10 años.

Tal resultado compensaba el déficit que se producía en otras cuentas de la balanza de pagos y permitía que el país pudiera cumplir con sus obligaciones externas. Pero si es negativo y la cuenta de capital y financiera registra un déficit de 10.522 millones de dólares (como en el primer trimestre de 2009) se tranca el juego.

Hoy debemos importar cada vez menos. Esto traerá no sólo desabastecimiento en un país que depende de las importaciones, sino que también reducirá la producción industrial, como ocurre en el sector automotriz. Además, la industria manufacturera entró en recesión y registra un descenso de 1,1% para el primer trimestre de este año, luego de una contracción de 0,5% en el anterior. Toda esta acumulación de cifras oficiales puede resultar tediosa, pero los venezolanos deben conocerlas y retenerlas en su memoria porque demuestran fehacientemente el fracaso de las políticas económicas del Gobierno. Además, son un anticipo de las graves penurias que nos esperan. Se acabaron los siete años de vacas gordas a pesar de que el Presidente afirma que estamos "blindados".

Ahora comienza el período de vacas raquíticas, que traerá consigo mayor inflación, más desabastecimiento y menos empleo.

Agréguesele a ello la tortura de leer justificaciones insulsas como el título de la nota del Banco Central "La economía venezolana crece en medio de la crisis global". Pero no dicen que crecimos muchísimo menos y que estamos a punto de dejar de crecer.

Porque los boletines de prensa pueden mentir, pero las cifras -al menos por ahora- no mienten.

Tomado de Noticiero Digital

Blogalaxia Tags: ,

2 comentarios:

. dijo...

Hola Padre Carlos. Estoy peleada con los maracuchos pero de todos modos le dejo este Premio a su Blog jajajaja. Saludos. http://libertadpreciadotesoro.blogspot.com/2009/05/el-dia-de-hoy-don-alejo-corazon-ha.html. Magda

Arcangel Vulcano dijo...

Respetado y Estimado amigo Padre Carlos Ares, nos complace saludarle desde Epicentro Hispánico, en la oportunidad de comunicarle que le hemos otorgado a tu excelente Blog "El premio Palabras como Rosas", esperando sea motivo de alegría y satisfacción.

Un fraternal abrazo.