jueves, 28 de mayo de 2009

Alberto Cutié ahora es anglicano


Hoy perdonen que sea restrictivo. Quiero dirigir este artículo solo a los católicos. No a los que se llaman católicos pero no aceptan en todo o en parte la doctrina de la Santa Madre Iglesia. No a los que niegan la infalibilidad del Romano Pontífice en materia de fe y moral. No a los que aún llamándose católicos han construido un sistema ecléctico de creencias tomando de aquí y de allá lo que les parece mas bonito. No a los que piensan que el celibato debe ser eliminado de los requisitos del sacerdocio. Así le hable a un puñado de personas nada mas, es a ellas y solo a ellas porque se que entenderán la indignación y la desazón que siento todavía y aún mas hoy después de conocer la nueva entrega de esa novela por capítulos que protagoniza el Raúl Amundaray del siglo XXI, Alberto Cutié.

Resulta que el señor ese, después de haber tenido una vida entera en la fe cristiana católica, de haber defendido a capa y espada la Sagrada Escritura apoyándose en la Tradición y el Magisterio ordinario y extraordinario, de haber creído y aceptado todos y cada uno de los dogmas y de haber tenido por verdadera la Una, Santa, Católica y Apostólica Iglesia, ahora, después de 40 años de vida descubre que “debajo de la sotana tiene pantalones”, se enamora y como “no puede asar dos conejos al mismo tiempo” (casarse y seguir siendo sacerdote al mismo tiempo) decide “convertirse” al anglicanismo, pasar a ser de ahora en adelante, protestante.

Y mas alcahuete el obispo anglicano Leo Frade que lo acepta, aún a sabiendas que su salida del catolicismo no fue por conflictos de fe, ni por diferencias profundas con los dogmas católicos, ni porque de repente descubriera que la verdadera iglesia no es la católica sino la anglicana, sino por “legalizar” ante los ojos de la comunidad el mero deseo sexual y sentimental que le arrastra a la mujer con la que se le descubrió en una playa de Miami y continuar, ahora anglicano, utilizando las vestimentas propias y celebrando los cultos propios de esa comunidad protestante. Yo pensaba que los Obispos de la iglesia anglicana eran mas serios y capaces de discernir entre una crisis de fe y el berrinche de un niño malcriado.

Ustedes creen que si no lo hubieran descubierto se hubiera cambiado de todas maneras? Yo creo que no… hubiera seguido utilizando su acartonada estampa de galán, celebrando misas, moderando programas católicos de tv., escribiendo sus consejos en las columnas de los periódicos, tal cual como lo había venido haciendo desde hacía al menos dos años atrás y que es la fecha en la que él mismo confesó que comenzó a llevar amores con la señora en cuestión.

El punto que he venido sosteniendo en artículos pasados es que Cutié ha utilizado la Iglesia Católica como trampolín para obtener fama. En realidad poco le importa a él la Iglesia Católica si de la noche a la mañana se cambia al Anglicanismo como si se cambiara un par de medias solo porque el color no es de su agrado. Tirar a la basura su formación católica, todo un sistema de creencias, todo un modo de vida solo porque quiere casarse y seguir jugando al cura y no lo dejan? Eso es simple y puro egoísmo. Ya lo decía mi bisabuela: “un pendejo jala mas que una yunta de bueyes”

Aquí no se trata de que Cutié tenga que buscar su felicidad a cualquier precio y a costa de lo que sea, se trata de tener pantalones para cumplir el compromiso que libremente aceptó al ser ordenado. Se trata de (salvando la edad) la esencia de 2 Macabeos 6,18-31. Se trata de fidelidad a Cristo y a su Iglesia. Se trata de que perdió el amor al sacerdocio ministerial y por eso empieza a buscar una iglesia hecha a su medida, en la que pueda hacer como le de la gana.

Mi estimado Cutié, si usted se va a inscribir en un club de futbol, tiene que respetar las reglas del deporte; usted no puede presentarse al campo de futbol con un bate de beisbol pretendiendo que el arquero le haga lanzamientos para que usted de un homerun. Eso diría mucho de su presunto interés por el futbol. De la misma manera su nueva decisión en esta novela por entregas dice mucho del “presunto amor” que le tenía a la Iglesia Católica y al sacerdocio ministerial.

Puede leer también la opinión del obispo anglicano de Perú, Mons. Godfrey



Blogalaxia Tags: ,


12 comentarios:

Profeballa dijo...

Excelente padre! Me ha interpretado y lo que pensamos muchos catòlicos
un abrazo

http://notasespirituales.blogspot.com

Edgar dijo...

Muy apropiado su comentario Padre, así como la aseveración de lo que sígnifica la dóctrina Católica. Animo! para usted mis oraciones, Dios no dejará nunca sola a su Iglesia y padres como usted son un signo de que Dios está en todo momento al lado de su pueblo.
"El que tenga oídos que oiga".

tobajias dijo...

Muy buen articulo, saludos.
Ed

tobajias dijo...

Hola Padre Carlos, estupendo artículo. No nos queda más que orar por este "hombre" y ahora por su novia quien según declaraciones se casa muy pronto. El cambio no creo que le traiga ganancias, digo en eso de salir de la Iglesia para irse con los protestantes, pero bueno, que más queda.

Ahora falta ver la fiesta mediática que harán los medios con la boda. Ojalá de un buen testimonio del Sacramento del Matrimonio ya que el Sacramento del Orden lo mancho y pisoteó todo simplemente por caer.

Oraré por Ti Padre Carlos y por todos mis hermanos Sacerdotes para que Dios les proteja de las tentaciones.

Respecto a la visita, me imagino que habrá un grupo de trabajo que estará midiendo el raiting en Internet jejeje, ¿me entiendes no?

Un abrazo
Ed

Carmen Bellver dijo...

Realmente no se entiende lo que hace este galán de telefilme. Creo que quiere hacer daño a la Iglesia por no poder hacer lo que le da la gana.

Uno puede enamorarse, pero tiene que saber qué es lo correcto y lo incorrecto. En su caso, no alimentar vanas esperanzas hacia una mujer. Pedir consejo y alejarse de ella.

Todo ello hubiera sido muy propio de una persona madura con vocación religiosa y con las debilidades propias de la carne.

En fín, tendremos secuela de este tema.

Saludos.

Siry dijo...

Mi estimado Padre Carlos, su escrito recoge el sentimiento del pueblo católico, es un "capricho" y mostrar el respeto hacia su fe y feligresía es demostrar tener pantalones para cumplir el compromiso que libremente aceptó al ser ordenado, ahora bien es factible y sano dejar el sacerdocio por encontrar otro camino, muchos lo han hecho, pero no a causa de haber sido sorprendido infraganti. Coincido totalmente con usted, me parece que todo esto es un show del que seguramente el Cutie sacará una buena tajada económica.
Me encantó su post, le seguiré

Siry dijo...

Olvidé decirle que tiene un premio en mi Blog Recetas para el Alma

Jose Molina Reyes dijo...

Como protestante (soy luterano), mi gran pregunta es: Cómo va a afectar esta situación al diálogo ecuménico entre uds y nosotros, que tan avanzado está desde hace más de 50 años? creo que mis hermanos episcopales la regaron, y de qué manera. Sin embargo, creo que lo más sano fue que ese señor abandonara su Iglesia. No vale la pena tener gente oportunista. Espero que no termine de pastor pentecostal....

Padre Carlos dijo...

Apreciado José:

"Una golondrina no hace verano". Este simple y particular caso de Cutié no tiene porqué empañar, ni siquiera mínimamente el diálogo ecuménico. Continuamos valorando más lo que nos une como hermanos en Cristo Jesús que lo que pueda separarnos. Ciertamente Cutié es famoso, pero con todo y el peso de su fama y de su muy sonado caso, es solo un caso aislado y particular que no incide en la generalidad e importancia del diálogo.

Yo lo que lamentaría es que también estuviera utilizando a la iglesia anglicana para mantener su status de "figura pública". Ha tenido conversaciones para optar al sacerdocio anglicano, pero creo que tiene que esperar como un año, mas o menos para que le den la aprobación (en el caso de ser afirmativo). Es muy duro lo que voy a decir, pero me parece un lobo con piel de oveja.

Que el Espíritu Santo infunda sus dones de ciencia y sabiduría sobre quienes tienen que tomar la decisión; y del Santo temor de Dios sobre Cutié!

Dios derrame sus bendiciones sobre ti prodigamente.

Jose Molina Reyes dijo...

Gracias por sus palabras hermano Carlos. Dios le bendiga a ud. también

Marino dijo...

¡Qué lamentable! Y es que, si el P. Alberto sabía las reglas del celibato antes de ingresar al seminario, entonces ¿para qué se metió?

Si a alguien no le gusta o no comparece el celibato católico, bueno, ya que eso es parte de la identidad constitutiva católica, entonces mejor no lo adopten si les disgusta. Simple, como eso.

El P. Alberto se parece mas a Judas que a Pedro, porque Pedro al menos se arrepintió y lloró, confió en Dios en un momento de crisis existencial... Judas en cambio no confió en el pleno poder de Dios, pero sí en sus propias fuerzas, y se ahorcó.

Aquí en Costa Rica, al Padre Minor lo metieron cinco años a la cárcel por un crimen que nunca cometió y hasta los mismos de su fe le dieron la espalda. Sin embargo, hasta al mismo Jesús lo traicionarion sus mismos seguidores. El P. Minor con todo y el palo que llevó, nunca abandonó o renegó de la Iglesia Católica y se sostuvo en la oración. Al salir de prisión lo primero que hizo fue ir a dar gracias a la Virgen.

Yoyi dijo...

Estoy convencido de que ese sujeto lo hizo al propósito. Sinceramente no puedo creer que yo con 21 años comprenda más que ese sacerdote que la Iglesia no es un barco dentro de la armada de cristo sino que de hecho es la armada de Cristo, la única y verdadera iglesia fundada por Jesús. Le dejo un video de un obispo anglicano que no es como ese Frade, este si se ve serio y r4espetuoso:
http://www.youtube.com/watch?v=LeyCpw254Cc