lunes, 9 de febrero de 2009

Coño Hugo! ¿qué te dio?

¿Cómo es eso de que vas a meter preso a Valentín Santana, tu mano derecha y protegido tal como Ricardo Tapia es el protegido de Bruno Díaz? ¿tu joven maravilla encanado? ¿porqué será que no te creo como nunca te creí lo de los gallineros verticales?

¿Tú crees que esa medida, en este preciso momento te ganará simpatías entre los ni-ni? ¿no te parece que la gente no es tan ignorante como piensas y se da cuenta de que todo este sainete no es mas que una olla montada para recuperar la popularidad perdida? ¿ que, en el caso de que lo metan preso no estará mas allá del 16 de febrero? ¿no crees que la gente se pregunta porqué dejaste pasar por debajo de la mesa los atentados a Globovisión, a Televén, a las residencias de periodistas, los dos de la Nunciatura Apostólica, el secuestro del Ateneo de Caracas y ahora, en vísperas de la enmienda sales con esto? ¿las bombas lacrimógenas con sello del DARFA se consiguen en Mercal?

¿A Marcel Granier estás defendiendo? ¿A MARCEL GRANIER? ¿¿¿¿¿A MARCEL GRANIER????? ¿no crees que la gente te creería si defendieras a William Lara, a Diosdado Cabello, a Müller Rojas, pero… A MARCEL GRANIER? ¿no es ese el mismo de 1BC, de RCTV, de Primer Plano? ¿el mismo cachorro del Imperio que está en nómina de la CIA, desestabilizador y comprometido en intentonas golpistas sobre el que derramaste enteramente tu bilis que sólo se calmó con el cierre definitivo del Canal? Coño Hugo! ¿qué te dio?

¿Podrías explicarme, por favor, tu concepto de “caballero”? ¿no llamaste así primero a Gouveia como ahora a Santana? ¿no hubiera sido mejor llamarlo “mi caballo”, para ser cónsono con el coloquial que manejas tan bien? Coño Hugo! ¿qué te dio?

¿Qué vas a hacer ahora con La Piedrita que amenaza con tomar acciones si encanan a Santana? ¿seguirá el show de amenazas, de promesas de aplicar una ley ahora que no aplicaste antes? ¿No te parece que los trajes de John Wayne, del Vaquero Temerario, del Intrépido Volador te quedan algo grandes a estas alturas del partido? Coño Hugo! ¿qué te dio?




, , ,





2 comentarios:

Magda dijo...

Con su permiso Padre, pero yo a este individuo, al igual que al Rosales, no le creo ni el Padrenuetro. Saludos

Arcangel Vulcano dijo...

En el fondo estos grupos armados promovidos por el gobierno son víctimas del régimen oprobioso que hasta ahora los ha apoyado, financiado y sostenido secretamente, son personas de fácil reclutamiento de un régimen inmoral y con mucho dinero para comprar apoyos, y son usados como carne de cañón, como grupos de choque; la realidad es que el caudillo ahora los sacrifica temporalmente porque sabe que necesita un chivo expiatorio que lo desmarque de la filosofía violenta y de odio que sembró en todo el país para desplegar su tácticas y infundir el miedo, y ahora en época electoral, como la mayoría las rechaza categóricamente según todas las encuestas, necesita intentar cambiar esa matriz de opinión que le resta muchísimo votos, hasta de sus propios partidarios responsables que no son ciegos ni incondicionales.

El conciudadano Valentín Santana independientemente de sus errores no merece morir por culpa de Chávez, en todo caso debe ser sometido a un juicio justo por los delitos por los cuales está convicto y confeso, y de encontrársele culpable con pruebas concluyentes más allá de su propia confesión y ser condenado, debería es intentar ayudársele para tratar de reinsertarlo en la sociedad.

Por cierto, que debería ser examinado por médicos expertos, especialistas y determinarse si padece de algún trastorno mental, de constatarse tal circunstancia no debería entonces ser condenado a prisión sino a ser internado en un sanatorio para recuperar su salud mental; si es verdad que estuviera trastornado, sería inimputable por demencia. Él es un ser humano como todos nosotros, que probablemente está confundido, tal vez enfermo, necesita de toda nuestra compasión cristiana a pesar de sus errores manifestados.

Ayúdenlo por Dios, no lo sacrifiquen como un cordero. Si matan a Valentín Santana Chávez será el responsable. Nadie merece morir. Si lo matan, sería como si le aplicaran la pena capital “Toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario", aunque confiese ser culpable, debe sometérsele a un juicio justo. Si no lo hacen, el estado estaría confesando su ineptitud, su incapacidad y su mas rotundo fracaso.

Un farternal saludo Padre Carlos nos pareció interesantísimo su artículo.