sábado, 4 de julio de 2009

Cardenal de Honduras y Conferencia Episcopal fijan posición

Reproducción integra de la posición de la Iglesia Católica hondureña, frente a la crisis política que vive el país y la visita de la OEA, leída por el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez.

“Edificar desde la Crisis

Hace apenas tres semanas, en la Asamblea Plenaria de esta Conferencia Episcopal expresamos claramente que la justicia social, el dialogo y las consultas dentro del marco de la ley son necesidades que debían ser reconocidas y respetadas a nuestro pueblo.

Ante la situación de los últimos días, nos remitimos a la información que hemos buscado en las instancias competentes del Estado (la Corte Suprema de Justicia, el Congreso Nacional, el Ministerio Público, el Poder Ejecutivo, Tribunal Supremo Electoral) y muchas organizaciones de sociedad civil. Todos y cada uno de los documentos que han llegado a nuestras manos, demuestran que las instituciones del Estado democrático hondureño, están en vigencia y que sus ejecutorias en materia jurídico-legal han sido apegadas a derecho.

Los tres poderes del Estado, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, están en vigor legal y democrático de acuerdo a la Constitución de la República de Honduras.

La Constitución de la República y los órganos administradores de justicia del país nos hacen concluir que:

a.) Conforme a lo contemplado en el Artículo 239 de la Constitución de la República, “quien proponga la reforma” de este Artículo, “cesa de inmediato en el desempeño de su cargo y queda inhabilitado por diez años para el ejercicio de toda función pública”. Por lo tanto, la persona requerida, cuando fue capturado, ya no se desempeñaba como Presidente de la República.

b.) Con fecha 26 de junio de 2009, la Corte Suprema de Justicia, por unanimidad, nombró un Juez Natural que giró la orden de captura contra el ciudadano Presidente de la República de Honduras, a quien se le supone responsable de los delitos de: CONTRA LA FORMA DE GOBIERNO, TRAICION A LA PATRIA, ABUSO DE AUTORIDAD Y USURPACION DE FUNCIONES en perjuicio de la Administración Pública y del Estado de Honduras, lo anterior a raíz del Requerimiento Fiscal presentado en esa Corte por parte del Ministerio Público.

Aprender de los errores para enmendarlos en el futuro

“Ningún hondureño podrá ser expatriado ni entregado a un Estado extranjero” (Art. 102, Constitución de la República”). Creemos que todos merecemos una explicación de lo acaecido el 28 de junio. El pasado 19 de junio dijimos que todos somos en mayor o menor medida responsables de una situación de injusticia social.- Sin embargo seguimos creyendo que Honduras ha sido y quiere seguir siendo un pueblo de hermanos, para vivir unidos en la justicia y la paz.

Por eso es necesario que optemos decididamente por escuchar las opiniones de los demás, de tal manera que se pueda entablar un verdadero dialogo entre todos los sectores de la sociedad, para que se pueda llegar a soluciones constructivas.

Es fundamental respetar el calendario del Tribunal Supremo Electoral que garantice las elecciones del próximo mes de noviembre. Es necesario globalizar la solidaridad como un camino que puede ayudarnos a superar la injusticia y la inequidad.- La comunidad internacional, con la información adecuada sobre la situación de nuestro país, puede contribuir a estos propósitos.

Hacemos un llamado especial

A quienes tienen o han tenido en sus manos la conducción del país, les invitamos a no dejarse llevar por los egoísmos, la venganza, la persecución, la violencia y la corrupción. Siempre se pueden buscar caminos de entendimiento y reconciliación, más allá de los intereses partidistas o de grupo.

A los grupos sociales, económicos y políticos, les exhortamos a superar reacciones emotivas y a buscar la verdad.

Hoy más que nunca los comunicadores sociales deben expresar su amor a Honduras buscando la pacificación y serenidad de nuestro pueblo, dejando a un lado los ataques personales y buscando el bien común.

A la población en general los invitamos a continuar en un espacio de participación respetuosa y responsable, entendiendo que todos podemos construir una Honduras más justa y solidaria, con el trabajo honesto.

A la Organización de Estados Americanos pedimos que preste atención a todo lo que venía ocurriendo fuera de la legalidad en Honduras, y no solamente a lo sucedido a partir del 28 de junio recién pasado.

También el pueblo hondureño se pregunta por qué no han condenado las amenazas bélicas contra nuestro país.

Si el sistema interamericano se limita a proteger la democracia en las urnas, pero no le da seguimiento a un buen gobierno, a la prevención de las crisis políticas, económicas y sociales, de nada servirá el reaccionar tardíamente frente a ellas.

A la comunidad internacional le manifestamos el derecho que tenemos de definir nuestro propio destino sin presiones unilaterales de cualquier tipo, buscando soluciones que promuevan el bien de todos.

Rechazamos amenazas de fuerza o bloqueos de cualquier tipo que solamente hacen sufrir a los más pobres.

Agradecemos entrañablemente a hermanos y hermanas de muchos países, que con sus gestos de solidaridad, con apoyo y cercanía, nos proporcionan horizontes de esperanza en contraste con actitudes amenazantes de algunos gobiernos.

La situación actual puede servirnos para edificar y emprender un nuevo camino, una nueva Honduras.- La confrontación que se está viendo, no debe servir para agudizar la violencia sino como un nuevo punto de partida para el dialogo, el consenso y la reconciliación que nos fortalezcan como familia hondureña, y podamos emprender un camino de desarrollo integral, para todos los hondureños y hondureñas.

Exhortamos al pueblo fiel a intensificar la oración y el ayuno solidario para que reine la justicia y la paz.

Les dejo la paz, les doy mi paz, nos dice el señor Jesús, la paz que yo les doy no es como la que les da el mundo. Que no haya en Ustedes angustia, ni miedo.

Tegucigalpa, MDC 3 de julio de 2009

El documento fue firmado por los once obispos de la Iglesia Católica de Honduras.


Tomado del diario El Heraldo de Honduras (documento en formato .PDF)

15 comentarios:

alegrias dijo...

Me parece vergonzosa la actitud antidemocrática que están llevando a cabo ustedes con su posición.
Graciela González

Padre Carlos dijo...

Mi estimada "Alegrías":

No dejes que tu opción anti-católica obnubile la visión constitucional de la Conferencia Episcopal Hondureña. En el documento se señalan artículos de la Constitución violados por Zelaya en una evidente actitud anti-democrática; si crees que los obispos mintieron o inventaron esos artículos para "distorsionar" la verdad de lo que sucede en ese país centroamericano, siéntete en plena libertad de manifestarlo y demostrarlo aquí.

Que Zelaya fuera echado de la peor manera, estamos de acuerdo, también la Conferencia pide explicaciones.

Lo cierto es que, para analizar el problema de Honduras debemos quitarnos los lentes de nuestras propias constituciones y de nuestras propias realidades sociales para observar como observa la sociedad hondureña, cansada de la injerencia de otros países (ALBA) que pareciera manejan a Zelaya como a un títere de la revolución que exporta Chávez y sus "pares" del ALBA.

Vergonzoso hubiera sido guardar silencio, o peor, manifestar apoyo a Zelaya después de ver el descaro de ese señor al violar repetida y continuadamente la propia constitución que juró defender, cumplir y hacer cumplir.

La Constitución y las leyes de Honduras tienen las maneras de destituir al presidente cuando éste incumple y eso fue lo que hicieron. Internacionalmente sucedió en Ecuador, primero con Bucarán y luego con Gutierrez y no se formó ningún jaleo mundial, ni intervino la OEA, ni la ONU, ni nadie. Pero ahora que le tocan uno de los títeres a Cháverz, si se forma la barahunda... eso hay que analizarlo también y ver si al acusar al nuevo gobierno de Honduras de anti-democrático, no le estamos siguiendo también el juego a los Castro, a Chávez, al Evo, al Lugo y a los demás del ALBA.

alegrias dijo...

Soy cristiana y era católica hasta que la Iglesia retomó su política medieval de pretender dirigir el curso del mundo, que es lo que precisamente están haciendo ustedes ahora.
Me sigue pareciendo vergonzoso que ustedes se acerquen y apoyen el Golpe de Estado, con la barbaridad que esto conlleva para el Pueblo Hondureño, ¿se ha pensado en las vidas que ya se van cobrando los actos, en la falta de Democracia, Libertad y Paz?
No, ustedes no piensan eso y con ello cada vez se alejan más de la Doctrina de Cristo. Supongo que si ha leído los Evangelios (que será lo más probable¿?) se habrá dado cuenta que lo que Jesús nos dijo a lo que ustedes van haciendo es completamente diferente (más de uno cayó fulminado por aprovecharse de su condición de hombre de la Iglesia al querer salir del cristianismo como se fundó a primera instancia)
El pensamiento internacional y el que ustedes desde la Iglesia están adoptando es diferente y deberán comenzar por hacer gala de la humildad que tenía y demostraba el Hijo de Dios y comenzar a reconducir posturas que están perjudicando al verdadero oprimido de toda esta bochornosa historia.
Evidentemente, si uno mira hacia atrás se da cuenta que la Iglesia siempre se ha puesto (no sé si será casualidad, yo creo que no)del lado del golpista que viene a derrocar un gobierno progresista.
Aquí no estamos hablando de Cháves, ni de Castro, ni de Obama, ni de Zapatero, ni de Merkel, ni Sakorzy ni de Benedicto XVI; estamos hablando de personas que están sufriendo porque se les ha cercenado su LIBERTAD, SU PAZ, SU DEMOCRACIA.
Es cierto que ustedes con la organización de la Iglesia, precisamente no entienden mucho de Democracia, y eso lo ponen más que en evidencia por legitimar este Golpe de Estado y los demás que se han llevado a cabo en el mundo (para ejemplo el que dio Franco en España) pero ustedes son hombres de fe y de Iglesia y como bien a dicho el Ministro de Exteriores impuesto por el Golpe: "Zapatero a tus zapatos".
El anticlericalismo lo imponen ustedes con su negación a tomar en el mundo el lugar que les corresponde y dejar a los gobiernos que gobiernen y a los votantes que voten por su futuro.
Un cordial saludo

Padre Carlos dijo...

Mi estimada "Alegrías":

Comienzo por lo último...si aceptamos de plano y sin pensarlo al menos un poco, el refrán "zapatero a tus zapatos" no solo implica que los sacerdotes no se inmiscuyan en política, sino que los que no son católicos no opinen de la Iglesia Católica (uy!, que rudo!... pero no es mi intención, es solo un ejemplo), que los ingenieros no hablen de arquitectura, que los de izquierda no opinen de los de derecha y viceversa.

Lo cierto es que al estar en el mundo y estar inmersos en la sociedad que nos toca vivir, los sacerdotes también tenemos algo que decir al respecto... sería el summum de la intolerancia (curiosa palabrita con la que siempre señalamos "a los demás") impedir que la Iglesia exponga su parecer, en lo social, en lo político, etc

Yo, como venezolano, he votado en todos y cada uno de los procesos electorales desde que cumplí los 18 años, y si la legislación no me impide ejercer mi derecho al sufragio, pues tampoco me impide (por ahora) manifestar mi opinión acerca de los diferentes aspectos de la sociedad en que vivo... me imagino que igual será para los obispos hondureños y la situación de su país.

Ahora bien, si los obispos concuerdan con la Corte Suprema de Justicia, con el Congreso de Honduras y las demás instituciones civiles y militares, está su contraparte con los jesuitas de Radio Progreso, por ejemplo, que apoyan a Zelaya... ¿porqué las vidas que se van cobrando se le computan solo a la Conferencia Episcopal si quien inicia todo este desaguisado es el mismo Zelaya violentando en repetidas oportunidades la Constitución de su país?

Me parece muy pretensioso declarar que a Honduras se le ha cercenado su Libertad, su Paz y su Democracia cuando precisamente su Constitución establece los mecanismos (el empeachment)para destituir al presidente, cuando se preparan las elecciones presidenciales para noviembre (mes en el que tocan), cuando los medios de comunicación (los pro y los contra) siguen con sus emisiones y tirajes. Cuando el pueblo puede manifestar en grandes romerías a favor y en contra de Zelaya.

Yo soy el primero que lamenta los dos muertos en una concentración a favor de Zelaya, pero aquí en Venezuela tuvimos nuestros muertos en una concentración anti-chávez y como están las cosas, no puedo menos que pensar en un guión pre-establecido para culpar al nuevo gobierno como aquí quisieron culpar a la oposición... con la injerencia de Chávez en todo ese paquete, no puedo menos que dudar.

Usted cree que si el pensamiento internacional fuera totalmente de rechazo se hubiera nombrado al presidente de Costa Rica para servir de mediador? cómo pensar en mediar con un gobierno al que no se le reconoce como legítimo? ¿no sería la verdadera solución aislar a Honduras? ¿porqué los países del ALBA y de la OEA no la han aislado, siendo ellos los promotores de la defensa de Zelaya?

¿No será porque tanto el ALBA como la OEA no gozan de prestigio en la comunidad internacional? y que ambos están manejados por el grupito que busca desestabilizar las democracias sólidamente constituidas de la región para imponer una mal llamada "revolución socialista del siglo XXI"?

Ante eso la Iglesia tiene una palabra, tiene una opinión, como bien lo muestra el documento de la Conferencia Episcopal Hondureña.

Belisario dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Padre Carlos dijo...

Dentro de las condiciones para la no publicación de comentarios está la de los perfiles a los que no se pueda acceder.

MC dijo...

Vaya eufemismo! definir como sucesión constitucional a los traidores milicos de siempre tiroteando la casa de un presu¿idente constitucional, secuestrándolo y enviándolo al exilio.
¡Si ver esta realidad es anticatolicismo pues anótame!

Padre Carlos dijo...

Note ud. mi estimado MC que el documento de la Conferencia Episcopal de Honduras nunca "define la sucesión constitucional". Y de cambios democráticos seguro que tienen muchas y muy buenas experiencias nuestros hermanos argentinos.

Belisario dijo...

HONDURAS HOY: CLAVE PARA ENTENDER A AMERICA LATINA

HEGEMONIA Y LEGITIMIDAD

09/07/2009.

Lo cierto es distinguir entre la hegemonía de poder (factores reales de poder) y la legitimidad política (legal, institucional, constitucional, democrática), que no siempre van de la mano. La comunidad internacional esta por quien ostenta la legitimidad política.

El gobierno de facto de Honduras, en medio de una real represión política, aduce que la constitución política les permite posesionar el presidente del Parlamento, como sucesor del presidente de la Republica, es decir a Roberto Michelleti.

Mas no aceptan que el presidente constitucional de la Republica, José Manuel Zelaya, fue electo en elecciones generales, no renunció a la presidencia de la Republica, tampoco renuncio el vicepresidente de la Republica, quien es el que puede sucederle, ni tampoco fue removido de la presidencia por una causa constitucional, legal y judicial comprobada, sentenciada y ejecutada legalmente.

Mas bien la oposición conservadora de derechas, hicieron uso de las instituciones publicas que controlan con jerarquías de políticos afines, es decir la Corte Suprema de Justicia, el Parlamento y las Fuerzas Armadas, para derrocar al presidente electo y legitimo del país.

Sin mencionar la forma en que fue secuestrado y expatriado, además de la represión política contra sus seguidores políticos, con prisioneros políticos y desaparecidos, heridos y muertos en manifestaciones, además de la represión contra periodistas, libertad de expresión, manifestación y reunión, contra representantes diplomáticos, etc.

Es claramente un Golpe de Estado: un hecho de facto, de fuerza e ilegitimo.

Dr. Belisario Rodríguez Garibaldo
E-mail: brodgari@gmail.com
Blog: http://www.ellibrepensador.com/author/brodgari/

Padre Carlos dijo...

Apreciado Dr. Belisario:

No podemos juzgar diferentemente 2 hechos similares producto de nuestras simpatías o antipatías (y no lo digo peyorativamente). Condenar un "golpe de Estado" en Honduras tal y como usted lo dice:
"Es claramente un Golpe de Estado: un hecho de facto, de fuerza e ilegitimo" y al mismo tiempo manifestar su admiración por Omar Torrijos http://www.ellibrepensador.com/2009/01/13/entrevista-literaria-a-belisario-rodriguez-garibaldo/ quien también llegó al poder por medio de un Golpe de Estado, por mas que fuera su padrino de bautizo, ¿no le hace considerar que todas las acciones de Torrijos en Panamá fueron ilegítimas dada su ascensión al poder por vía "de facto"? (demás está decir que la figura de Torrijos la admiro y lamenté mucho aquél malhadado accidente de aviación, sino que me refiero a la manera como consiguió su ascenso al poder)

¿Lo que es bueno para el pavo no lo es también para la pava?

Saludos

Carlos Ares García

Belisario dijo...

Jamás en el PRD de Panamá se ha negado que el General Omar Torrijos Herrera ascendió al poder mediante un Golpe de Estado en 1968, que además gobernó 13 años, hizo grandes reformas sociales, económicas, políticas e institucionales que modernizaron a Panamá, y logro que EE.UU. nos devolviera el Canal de Panamá en el año 2000.

Empero era otra época, en un contexto de la guerra fría, ya superada. En la actualidad existe la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobado en su Asamblea General del 2001, que excluye del sistema interamericano y ejecuta sanciones contra un gobierno americano no democrático producto de un hecho militar de facto ó dictadura.

Hoy la situación mundial actual es muy diferente, pues la democracia es el consenso general de todas las fuerzas políticas de la era moderna. Es tanto como decir que aquellos en España que fueron parte del gobierno del Generalísimo Francisco Franco, tal como Manuel Fraga (PP), puedan en la actualidad contemporánea justificar a un Golpe de Estado en cualquier país de Europa, sin esperar que este hecho de facto pueda recibir las sanciones correspondientes de las democracias de la Unión Europea y de las Naciones Unidas (ONU).

En la actualidad el gobierno de Honduras (así como de cualquiera país de América, e incluso del mundo entero) no puede ser producto de un hecho militar de facto, sin ser excluido del sistema interamericano, de la comunidad internacional y recibir las sanciones correspondientes establecidas multilateralmente por los organismos internacionales y las Naciones Unidas (ONU).

Dr. Belisario Rodríguez Garibaldo
E-mail: brodgari@gmail.com
Blog: http://www.ellibrepensador.com/author/brodgari/

Padre Carlos dijo...

Según entiendo, ¿tenemos que ver benévolamente y juzgar de manera diferente a los generales Onganía y Lanusse (golpe de estado en Argentina 1966-1973) a los generales Videla, Viola, Galtieri y Bignone (otro golpe de estado en Argentina (1976-1983) a Augusto Pinochet (Chile 1973-1990) a Rafaél Leonidas Trujillo (golpe de estado en República Dominicana de 1930 a 1960) y a Alfredo Stroessner (Paraguay 1954-1989)porque era otra época, en un contexto de guerra fría, ya superada, tal y como usted trata a Omar Torrijos?

¿a los presidentes Bucarán y Lino Gutierrez no los destituyó el propio congreso y cuál voz del sistema interamericano se alzó en contra?

Que yo sepa, el Honduras permanecen todos los poderes públicos, no gobierna ningún militar sino un civil, no existe ninguna "junta de gobierno cívico-militar", y si el ejército de Honduras actuó, fue en cumplimiento de órdenes del propio Congreso y de la Corte Suprema de Justicia.

¿porqué el cerco/bloqueo que tejieron los países vecinos, por cierto del ALBA, no duró 48 horas?

¿usted cree que bien podría el presidente Arias servir de mediador entre un gobierno ilegítimo y Zelaya? ¿se puede mediar con un gobierno ilegítimo?

La Carta Democrática de la OEA nunca se ha aplicado, y ahora que Insulza (que parece mas un asalariado de Chávez que un presidente de una organización internacional) busca la re-elección en la OEA sí se convierte en el perrito faldero del que le puede garantizar 14 votos a favor, y condena el "golpe", y amenaza con sanciones y expulsiones sin conocer (aparentemente) la Constitución de Honduras.

Belisario dijo...

No justifico a los golpes de Estado, pero si defiendo al PRD de Panamá, que un partido progresista moderno adscrito a la Internacional Socialista, así como defiendo a la memoria de su líder fundador Omar Torrijos.

Mas bien remarco que en otra época no existía la Carta Democrática de la OEA, para poder hacerla valer frente a las tiranías iberoamericanas del siglo XX. En la actualidad toda violación al orden democrático y a los derechos humanos, así como el genocidio y crímenes contra la humanidad, no prescriben en su sanción judicial ante los organismos internacionales, por lo cual es deber de los organismos internacionales hacer valer los convenios internacionales que le constituyen, tal como la ONU hacer valer las Convenciones Internacionales de Derechos Humanos, las resoluciones de condena del Consejo de Seguridad y la Asamblea General de Naciones Unidas, las sentencias del Tribunal Penal Internacional, mediante sanciones económica, diplomáticas e incluso intervención militar de Cascos Azules contra el Estado infractor. Cuando en 1991 los militares derrocan al presidente constitucional de Haití, Jean Bertrand Arístides, los EE.UU. y los Cascos Azules de la ONU intervinieron militarmente en Haití para reponerle en el poder, en mandato de la resolución de condena de las Naciones Unidas, porque se derroco a un presidente electo, se violaban a los derechos humanos y la situación era de crisis humanitaria.

Es cierto que los Congresos Nacionales así como las Cortes Supremas de Justicia tienen la facultad de juzgar a un presidente de la Republica o Jefes de Estado y Gobierno, tal como ocurrió a los ex presidentes ecuatorianos Bucaram, Mahuad y Gutiérrez, pero tal como en estos casos ocurrió, todo enjuiciamiento político presidencial debe hacerse basado en la estricta legalidad, para poder juzgar en debido proceso a una violación legal de un Jefe de Estado, no mediante una imposición mayoritaria, política y arbitraria, en clara violación de un debido proceso legal de las normas legales, judiciales y constitucionales, por parte de la oposición política para poder derrocar a su antojo a un presidente de una postura política contraria, pues eso no es ser una leal y democrática oposición, es además violatorio no solo de la ley y la constitución, sino de la esencia del sistema democrático, además de ser una conspiración de Estado, una rebelión contra la autoridad constituida, en contra de la voluntad electoral de los ciudadanos y un abuso de poder, agregando todas las violaciones de los derechos humanos acaecidas por la represión militar a los ciudadanos ordenada por el gobierno de facto de Roberto Michelleti y el mando militar del General Romeo Vásquez.

Justificar esto, es un excesivo maniqueísmo político, pues así se justifica a toda tiranía sea de derecha o izquierda que llega al poder mediante un Golpe de Estado o acción política de fuerza de facto, y en su contrario se busca justificar el derrocamiento de cualquier gobierno democrático, sea de derecha o izquierda, dependiendo de la postura política dominante. Los Estados se basan en leyes y constituciones, así como la comunidad internacional en convenciones internacionales modernas que establecen el orden internacional, por lo cual una acción contra la democracia y derechos humanos de un Estado, es una acción contra toda la humanidad y la democracia moderna.

Dr. Belisario Rodríguez Garibaldo
E-mail: brodgari@gmail.com
Blog: http://www.ellibrepensador.com/author/brodgari/

Padre Carlos dijo...

Estimado Dr.

El congreso declara a Bucarán "insano mentalmente" sin algún estudio psiquiátrico que avalara tal decisión, y a Lucio Gutierrez lo destituyen por "abandono del cargo" y lo sacan de la residencia presidencial en la que estaba viviendo!!!

¿Usted cree que fueron basados en "la estricta legalidad"? ¿o sólo fueron subterfugios "para derrocar a su antojo a presidentes de posturas políticas contrarias" o incómodos?

¿Y dónde estaba la comunidad internacional, las convenciones internacionales?

Usted cree que si Zelaya hubiera sido contrario a la línea impuesta por Chávez/ALBA se hubiera levantado todo este polvorín con Insulza/OEA como ariete de batalla y Telesur como interventor mediático comunicacional? Yo particularmente lo dudo mucho.

Con el presidente de Colombia lo intentaron, pero el señor les salió zamarro. En Panamá hubo "rumores" (y lo coloco entre comillas porque también eran "rumores" las maletas de dólares que viajaron a Argentina, Ecuador y Bolivia provenientes de Venezuela, hasta que se descubrieron!!!) de que la candidata Balbina Herrera (por cierto candidata apoyada por el PRD) habría recibido financiamiento y apoyo de Chávez.

Le repito, esto que usted dice:
"Justificar esto, es un excesivo maniqueísmo político, pues así se justifica a toda tiranía sea de derecha o izquierda que llega al poder mediante un Golpe de Estado o acción política de fuerza de facto, y en su contrario se busca justificar el derrocamiento de cualquier gobierno democrático, sea de derecha o izquierda, dependiendo de la postura política dominante" no se contradice con la defensa que hace de Omar Torrijos?

Saludos

Carlos Ares García

Belisario dijo...

Respetado Padre Carlos Ares.

Por lo menos el enjuiciamiento político presidencial de los presidentes ecuatorianos Bucaram, Gutiérrez o Mahuad se basaron en las causales de remoción de un presidente establecida en la constitución ecuatoriana, y el mundo fue testigo del juicio político en el Congreso ecuatoriano, con un proceso debido y derechos de defensa garantizados. Y eso no lo pudimos ver en Honduras, sino todo lo contrario, vimos el secuestro y deportación de un presidente derrocado por una fuerza militar.

Los rumores de TV de Univisión (Florida, EE.UU.) sobre el PRD de Panamá no me consta, sin embargo la candidata presidencial del PRD, Balbina Herrera los negó como falsos. Y en todo caso un partido político puede recibir libremente ayudas de cooperación o donaciones de partidos fraternos y corrientes políticas internacionales, tal como el PRD recibe ayudas de cooperación de la Internacional Socialista y de sus Fundaciones adscritas.

Sólo puedo agregar que son momentos cruciales para Honduras, además de un toque de atención a otros países iberoamericanos y del mundo, que suele repetirse el pasado en espiral, sino hay una respuesta real de las democracias del mundo, a esta amenaza del retorno totalitario fascista en el mundo occidental en pleno siglo XXI, recordando que además se sufren otras formas de tiranías en diversas partes del tercer mundo.

Es importante tener claro que esta dictadura actual de Honduras del gobierno de facto de Roberto Michelleti y el General Romeo Vásquez, aun queriendo justificar sus actos ante la comunidad internacional, el mundo es testigo de la brutalidad represiva de sus acciones, gracias a la valiente misión informativa de los periodistas internacionales de diferentes países destacados en Honduras.

La comunidad internacional de forma casi unánime ha condenado el Golpe de Estado: la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), el Sistema de Integración Centroamericano (SICA), la Alternativa Bolivariana de América (ALBA), la Internacional Socialista (IS), la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos (EE.UU.).

El aislamiento político del régimen de facto es evidente, pero las consiguientes sanciones que seguirán serán el principio hacia lograr revertir los hechos consumados de facto. La mediación internacional busca hacerle llegar a una rectificación al régimen de hecho de Michelleti, en aras que sean capaces de lograr un acuerdo de vuelta al orden democrático con el retorno al gobierno constitucional de José Manuel Zelaya.

El mundo les mira ahora, pues no podrán sostener esta farsa de gobierno ilegitimo por mucho tiempo, salvo que no sea aceptar un consenso entre las fuerzas políticas para la vuelta nuevamente al orden democrático republicano expresado por la voluntad soberana del pueblo hondureño en las elecciones libres democráticas.

Salud, Democracia y Progreso.

Dr. Belisario Antonio Rodríguez Garibaldo
E-mail: brodgari@hotmail.com
Web: http://www.ellibrepensador.com/author/brodgari/