lunes, 28 de septiembre de 2009

El NACIONAL editorial 28/09/2009 "El fracaso en la salud"


En sus discursos y ruedas de prensa en el exterior, el Presidente ofrece una imagen del país, de su gobierno, de su gestión, tan irreal, tan inverosímil, tan mentirosa, que los Gobiernos de Suecia, Noruega, Suiza, Finlandia y el resto de naciones con alta renta per cápita deben sentirse avergonzados de sus índices de bienestar.

No hace mucho habló de los sofisticados equipos médicos de los que dispone el pueblo "gracias a los pasos agigantados que se han dado hacia un sistema de óptima calidad en salud". Lo dijo en los países que visitó y lo repitió en Aló, Presidente, en el Teresa Carreño, ante periodistas extranjeros, sin dedicar un segundo a pensar que podían estar escuchándolo el personal y los pacientes de los hospitales de la capital (ni hablar de lo que ocurre en el resto del país), donde varias veces han tenido que suspender consultas y operaciones por deterioro de las instalaciones, falta de dotación, robos, asaltos y también crímenes.

Recientemente debió reconocer que 2.000 módulos de Barrio Adentro han sido abandonados y ello porque Fidel Castro, o quien haga sus veces en el Granma, se lo echó en cara, sin que pudiera destituir al ministro de turno por la sencilla razón de que el responsable del sistema paralelo de salud es él, y por supuesto los cubanos, ambos ­como suele decirse­ "pa’ lo que salga".

El diputado del PSUV Tirso Silva, ex miembro de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional ­porque ya salió o fue sacado de allí­, declaró que resulta imposible permanecer en silencio ante el desastre que exhiben todos los centros de atención médica, especialmente los hospitales, a pesar de los ocho o nueve créditos adicionales aprobados para su remodelación y dotación.

Y el ex ministro de Salud José Félix Oletta recordó que la crisis abarca todo el sistema: las fallas en la infraestructura de hospitales, la falta de programas de inmunización y prevención, la escasez de médicos...

En relación con esto último hay que señalar que uno de los más graves problemas que confronta la salud pública es que la mayoría los profesionales no están dispuestos a soportar las calamidades y la violencia que se vive día a día en los hospitales. Por esta razón aprovechan la demanda que hay en España (cerca de 5.000 médicos venezolanos están establecidos allí) y otros países para emigrar en busca de una mejor calidad de vida en beneficio propio y de sus familiares.

Los médicos del Hospital José Gregorio Hernández de Los Magallanes de Catia, del Hospital Clínico Universitario y los de otros centros de salud de Caracas y del interior han realizado protestas, marchas y paros contra la violencia en sus instalaciones. Una residente asaltada y ultrajada, médicos encañonados durante una operación, un joven apuñalado...

El Gobierno declaró la salud en emergencia, creó un fondo que administrará el viceministro para el Área Social y anunció la incorporación de otros 1.111 médicos cubanos a Barrio Adentro sin averiguar qué se hicieron los que tenían a su cargo los 2.000 módulos abandonados.




,