miércoles, 24 de marzo de 2010

Diario LA VERDAD del Zulia se autocensura...


Que dolor!!! El Diario LA VERDAD del Zulia, único baluarte de contrainformación que se levantaba frente a un Diario Panorama cuadrado hasta la saciedad con el régimen chavista se “ha visto en la necesidad” de cerrar temporalmente la sección de Blogs debido “a la incertidumbre jurídica provocada por las recientes declaraciones del presidente Chávez, quien ahora exige sancionar a medios digitales que divulguen opiniones que pudieran considerarse instigación al delito, golpe de Estado, magnicidio o faltas a la moral, luego de que un portal informativo capitalino publicara lo que fue calificado como “noticia falsa”.

Mis estimados directivos de La Verdad: Debo informarles que a pesar de las denuncias contra Noticiero Digital, esa página no ha cerrado, sigue aceptando y publicando las intervenciones de los foristas y ahora funciona con renovado cuerpo de moderadores que están pendientes de cerrar cualquier noticia o comentario que venga sin fuente confirmable o que se considere apología del delito o instigación al magnicidio. La esencia del portal Noticiero Digital no ha cambiado, ni ha cerrado ni se ha escondido cobardemente frente a las acusaciones que se han hecho contra ella.

Mis estimados directivos de la Verdad: ¿cuál será el próximo paso ahora? Prohibirle a colaboradores como Ernesto García McGregor, Alfredo Osorio, al mismo Oswaldo Álvarez publicar sus artículos? ¿dedicarse a los “avisos clasificados”, noticias de moda, turismo y cocina para no verse salpicados por la duda de cómo vaya a tomarse alguna noticia que pueda ser incómoda al régimen?

Mis estimados directivos de La Verdad: ¿dónde queda la responsabilidad personal de quienes publicamos en sus blogs? Porque si mal no recuerdo, al momento de inscribirnos se nos solicitan todos los datos de identificación (hasta número de teléfono) necesarios para que al momento de determinar la responsabilidad, ésta no caiga sobre el Diario sino sobre los que responsablemente emitimos nuestras opiniones sin que se menoscabe la “seguridad jurídica, la tranquilidad económica y la paz laboral” de La Verdad.

Mis estimados directivos de La Verdad: ¿cómo puedo leer ahora las noticias del diario sabiendo que cae sobre ellas la sombra de la duda? ¿será toda la verdad? ¿se estarán cuidando? ¿estarán publicando toda la información o estarán ocultando partes que puedan ser “sensibles” a una mala interpretación del gobierno? Qué triste es “verse obligados” a aplicar la autocensura cuando esta incide grandemente en el descenso de la confianza que los lectores tenemos en ustedes.

Mis estimados directivos de La Verdad: Deberían, en primer lugar reconocer que la sección de blogs no ha sido moderada ni siquiera mínimamente desde que se creó. Muchos blogs se abrieron por “novelería” y murieron al nacer porque jamás existió un “segundo post”; sin que esto que voy a escribir signifique estar contra la libertad de expresión, pero muchos de los blogs son basura, inútiles, vacíos y sin sentido. Sin embargo ustedes los han permitido y los han dejado estar allí, muriendo de mengua, haciendo bulto sin una mínima justificación de su existencia.

Mis estimados directivos de La Verdad: ¿alguno de ustedes se ha tomado la molestia de leer lo que se publica en sus blogs? Yo sí, y quisiera que me dijeran en cuál de ellos se hace apología del delito, instigación a la rebelión, al golpe de estado o que tenga faltas a la moral. Ustedes cerraron la sección de blogs sin necesidad, producto del desconocimiento que ustedes mismos tienen de lo que se publica en su página web.

Mis estimados directivos de La Verdad: ¿porqué no tienen la delicadeza de responder los correos electrónicos que reciben? jruiz@laverdad.com jcabudei@laverdad.com avalbuena@laverdad.com son las direcciones a las que he enviado mis preocupaciones por la desaparición de la página de blogs y jamás recibí respuesta hasta que hoy, al ingresar a la sección de tecnología me encontré con el remitido.

Mis estimados directivos de La Verdad: ¿Cuáles son esas “nuevas metodologías para minimizar los riesgos jurídicos que las opiniones de terceros pudieran acarrear para nuestro medio de comunicación”? porque la única participación que nos han dejado es valorar las diferentes noticias con “estrellitas” (como los niños del kinder). Dígannos de una vez si los blogs de La Verdad van a seguir o no, aunque, independientemente de la respuesta, ya tomé la determinación de darme de alta y eliminar el blog que tengo con ustedes. Siento pesar porque luego de caminar juntos por mas de un año, el camino se detenga abruptamente por una “prudencia” que bien podría entenderse por cobardía, y no de mi parte, que conste.

Mis estimados directivos de La Verdad: Antiguamente los zulianos comenzábamos el día con Imperial y Panorama. Ahora lo comenzamos con Madrid y La Verdad, y yo no pienso cambiar mi rutina mañanera. Seguiré siendo lector de La Verdad aún cuando la confianza no sea ya la misma. Yo se que alguno me responderá "Cuando veas las bardas de tu vecino arder, pon las tuyas a remojar", pero eso, viniendo de un medio de comunicación social no es mas que doblar la cerviz, caer de rodillas y aceptar que la libertad de expresión es solo un espejismo, un fatta morgana que desaparece cuando se topa contra el gobierno.

NOTA: Después de 5 meses, el cierre "temporal" se convirtió en DEFINITIVO. Ya ni siquiera el link a la parrilla de blogs aparece. Triste...!!!


, ,