sábado, 27 de febrero de 2010

¿vuelve LA RECLUTA a Venezuela?


Ayer, al finalizar la misa de la tarde, una señora muy compungida me contó el predicamento en que se encontraba su familia en ese momento. Tres jóvenes que venían de pescar (su modus vivendi) fueron detenidos por un convoy militar, fueron llevados a la fuerza, secuestrados, para obligarlos a prestar el servicio militar (según palabras de la señora). Hasta la fecha, la familia no sabía dónde los tenían recluidos ni cual sería su destino.

Lamentablemente ya yo le perdí la fe al desarrollo de Venezuela. Aquí la “evolución” se ha convertido en “involución”. Hemos dado el salto atrás desde el siglo XXI para aterrizar duramente en el siglo XVIII. Ahora nos alumbramos con chompines (lámparas de kerosene) y velas; los anaqueles de los abastos están llenos…pero de telas de araña; se les confisca la propiedad a las empresas privadas que de verdad producen reduciéndolas al marasmo inoperante de esta revolución bonita; no quisimos el dominio de la corona española y ahora tenemos encaramados a los cubanos en puestos claves, haciendo lo mismo y saqueando igualito; cualquier intención de trabajar por el país pasa por el tamiz de la lista Tascón, la franela roja y las estridentes consignas revolucionarias, de lo contrario mejor es hacer empanadas y venderlas en una esquina; suben la unidad tributaria porque los venezolanos tenemos que pagar por los excesos del gobierno que considera el “chorro de dólares” producto del petróleo la caja chica del ALBA para pagar la expansión de la revolución en el mundo y crear así “el nuevo imperio izquierdista” que pueda enfrentarse “de tú a tú” con los norteamericanos.

Ahora, en el mejor estilo del filibusterismo decimonónico, ¿regresará la RECLUTA como instrumento de terror en la juventud venezolana?. (Para quienes no sepan lo que es LA RECLUTA, es el instrumento que le permite al gobierno utilizar los cuerpos policiales y hacer redadas selectivas para llevarse (eufemismo por “secuestrar”) a los jóvenes en edad de prestar servicio militar y zamparlos de cabeza en un cuartel en contra de su voluntad.

Uno de los mas grandes logros de la Dra. Lolita Aniyar de Castro, que fuera gobernadora del Zulia, fue precisamente eliminar la recluta como órgano represivo y sustituirla por la presentación voluntaria de los candidatos a servir en alguna de las 4 fuerzas armadas de Venezuela. Pero como todo lo bueno le hiede a este gobierno, mejor es ir pa’ tras como el cangrejo y volver a las viejas (¿y añoradas?) prácticas represivas de las que tanto hacen gala los cuerpos policiales y militares, especialmente durante las marchas y manifestaciones de la oposición. ¿No les basta con la “reserva”, ni con las “milicias campesinas” que ahora se van a dedicar a reclutar a la fuerza a los jóvenes venezolanos?.

Mis hijos, aprendan a saltar bahareques y a correr como caballos si no quieren pasar 18 meses presos en un cuartel. Esta no es una alegre comiquita de “Beto el recluta” sino la verdad de un gobierno manifiestamente proclive a la terrorización de la población, especialmente con los jóvenes que tanto dolor de cabeza le producen cuando se agrupan y protestan, como los universitarios.

La gran pregunta es ¿y los hijos de los chavistas pesados servirán también? ¿o a esos no los agarrará nunca la recluta?


, ,