miércoles, 4 de noviembre de 2009

Plan desestabilizador...


Dicen que siempre hay excusas para cualquier error cometido… y la verdad hemos oído muchas y usado muchas mas a lo largo de nuestra vida. Pero la verdad es que este gobierno adolece de falta de originalidad al momento de excusar su propia ineficiencia. Ya están manidas las excusas de la CIA, del Imperio, del plan desestabilizador, del magnicidio, cada vez que es menester cubrir una metida de pata en una declaración oficial, en uno de los tantos fiascos de las genialidades del gobierno (ley sapo, gallineros verticales, los baños con totuma, el foquito para ir al baño de noche).

El asesinato, el sicariato, la violencia callejera cuando toca a los afectos a la oposición ni siquiera es digna de ser tomada en cuenta… no hay declaraciones oficiales, no hay señalamientos, no nada, pero cuando toca a los afectos al gobierno y sus instituciones se llama “plan desestabilizador”.

Asesinan al secretario del Consejo Legislativo de Miranda y salvo la crónica negra, no hay motivos para una declaración oficial, pero asesinan a un mayor de la Guardia Nacional que irónicamente estaba encargado del plan (aquí hay planes para todo) “Caracas Segura” y los diferentes personeros se llenan la boca denunciando un “plan desestabilizador”, al igual que los dos guardias nacionales asesinados en la frontera con Colombia, motivo que le sirvió de excusa al vicepresidente (¿cómo es que se llama?) para denunciar la desestabilización de los presuntos paramilitares que presuntamente actuarían en connivencia con el presunto (porque el gobierno no lo reconoce) gobernador del Táchira.

Ahora que la popularidad del presidente está declinando, según encuestas estaría rondando el 46%, no es de extrañar el descubrimiento de un intento de magnicidio (el número ciento y pico) denunciado por Mario Silva y el super diputado Mario Isea. Ya meterán preso a un muchacho con una honda, le darán toda la publicidad del caso y aquél acusará al Imperio, a la CIA y a la oposición recalcitrante.

A pesar de que este gobierno ya lleva 10 años, la culpa del desastre en el sector de la energía eléctrica es de la IV república que no tuvo planes de inversión y mantenimiento. Los vendedores de bombillitos de navidad son unos desestabilizadores y por lo tanto merecen ser castigados con cárcel y multa proporcional. La violencia es culpa de los videojuegos y de las pistolitas de juguete por lo tanto los buhoneros que los venden son unos desestabilizadores del orden constitucional y por lo tanto hay que decomisarles la mercancía. La escasez de agua es culpa de los ricos que se la roban a los pobres y por lo tanto, quien no se bañe en tres minutos con una totuma es un desestabilizador… que por cierto, ya descubrieron porqué un tipo lo que habla es pura porquería… porque con la misma totuma con la que se lava el fondillo en la noche se cepilla los dientes en la mañana.


, ,