miércoles, 11 de noviembre de 2009

Ernesto Alvarenga (11/11/2009) Guerra y "pote de humo"

El enemigo, paradójicamente, no se encuentra fuera de las fronteras sino dentro de ellas

La agudización del conflicto que el régimen gobernante en Venezuela adelanta contra la hermana República de Colombia debe ser denunciada dentro de las Naciones Unidas, ejerciendo acciones contundentes y consolidados en una sola voz de toda la sociedad democrática venezolana. Lo que hoy se le está haciendo al pueblo colombiano no refleja en modo alguno los valores sociales, culturales y de histórica amistad que ha existido entre ambas naciones.

Debe quedar claro que ese discurso violento y belicista del Teniente Coronel en nada tiene que ver con el sentimiento del venezolano, muy por el contrario, siempre hemos resaltado el valor de la paz y el respeto a la idiosincrasia de los pueblos, de ahí la lucha que hoy día nos compromete. Al mismo tiempo, debemos ser firmes en la defensa de nuestra soberanía. No debemos caer en el pecado del chovinismo primitivo del régimen.

Las grandes movilizaciones de logística militar, que se están llevando a cabo, tienen más de propaganda o de "pote de humo" que de cualquier otra cosa que en realidad signifique un peligro para nuestra soberanía. Poner en "alerta" a un gran componente militar de considerable magnitud y además trasladarlo, no es una acción de fácil ejecución.

Sabemos que al jefe del régimen eso poco le importa, lo estratégico es "montar la olla", de tal manera de distraernos del tema eléctrico que poco a poco nos lleva a la era de las cavernas; el racionamiento de agua, el colapso del sistema de salud, el altísimo costo de la vida y la verdadera guerra: la inseguridad.

Luego tenemos el desconocimiento de la voluntad popular en los estados Miranda y Alcaldía Mayor, casos, Ledezma y Radonski. Este tema tomará unas dimensiones delicadas, toda vez que se mezclará con la "defensa" de la frontera en Táchira y Zulia, casos Pérez Vivas y Pablo Pérez. Por cierto, se comenta extraoficialmente que Táchira y Zulia serán declarados Estados de Seguridad y Defensa, gobernados por los CEO-FANB, nombrados desde Miraflores.

Debemos prepararnos para defender estas entidades del enemigo, que paradójicamente no se encuentra fuera de las fronteras, sino dentro de ellas, aferrándonos a nuestra Constitución y proteger nuestra soberanía, que está siendo carcomida desde adentro.

Tomado de EL UNIVERSAL




, ,