domingo, 8 de marzo de 2009

Mami, Bolívar no tiene pipí!


Las niñas llegaron de la escuela. Mientras estaban en el aula apenas podían disimular la exitación que les provocaba la promesa hecha por el papá antes de salir al trabajo: “les voy a traer unos muñecos para que jueguen!”. Las horas parecían pasar mas lento que de costumbre y la maestra se empeñó, precisamente hoy, en dejarles caer como cascada una cantidad considerable de ejercicios de suma y resta para luego rematar con una copia del libro de lectura. Aquello parecía no tener fin y fue cuando, al oir el timbre, brincaron emocionadas… faltaba el himno y pa’la casa!.

Las niñas llegaron de la escuela. El apurado “ción” a la mamá que con sonrisa cómplice les señaló la puerta del cuarto. Atropellada carrera buscando el cumplimiento de la palabra paterna y, allí, sobre las almohadas estaban las cajitas con las muñecas. Romper el cartón no llevó mucho tiempo; ojos desmesurados a medida que iban descubriendo los personajes, la una miraba a la otra y ambas llenas de alegría comentaban: mira el vestido! Mira el peinado! Mira la espada! Mira…

Las niñas llegaron de la escuela y de inmediato se pusieron a jugar con los regalos. Abrieron la “casa de muñecas” y sentaron a Sucre en el sillón y le estiraron el brazo para que le sobara la melena a Sebastián Francisco de Miranda que sostenía una tacita de té entre las de él mientras miraba, ceño adusto, el osado escarceo del Mariscal como diciendo: “Bochinche, bochinche y mas bochinche”.

A la Manuela la sentaron en la mesa del comedor, compartiendo los platicos de comida con Luisa Cáceres de Arismendi. Una de las niñas, la mayor, haciendo la voz de la Manuela decía: “Hoy hice pollo frito, y te lo comes to-di-ti-co!” a la que la otra le respondía: “hummm! Que rico!” mientras le movía la cabeza a Luisa en señal de aprobación.

A Guaicaipuro lo pusieron en la lavandería, le amarraron un delantal de una vieja muñeca Bratz al que prefirieron darle la vuelta porque les causaba risa un muñeco con las nalgas peladas y luego unos zapatos de la Barbie, rosados, con escarcha brillante y de tacón alto porque andaba descalzo, y a Simón José Antonio, con todo y casaca, de ayudante lavando ropa.

Ambas se miraron con picardía y pusieron a los muñecos a darse besitos, ahogadas en risas mientras miraban hacia la puerta del cuarto, no fuera a sorprenderlas la mamá en semejantes actitudes que generalmente las madres no entendían… ¡Como si nunca hubieran visto novelas!

Llegada la advertencia materna como sonoro grito desde la cocina: “Me dejan los juguetes y se meten a bañar de una vez, y no me hagan que se los diga dos veces”, ambas niñas decidieron bañar también los nuevos juguetes.

Comenzó el prolijo arte de desvestirlos; arte aprendido hasta la saciedad por la experiencia con tantas Barbies, Bratz, Doras las exploradoras, los bebés llorones y el resto de los artilugios lúdicos sellados y refrendados por Mattel o Kreisel es excelente.

Una llenaba la bañera de juguete con agua mientras la otra colocaba sobre la cama, en perfecto orden las piezas de ropa y así, uno a uno, los muñecos fueron quedando como Dios los trajo al mundo (o al menos como salieron de la fábrica made in Taiwan o tal vez made in the republic of China, porque esos asiáticos traidores y pity-yankees se valen también del lenguaje del Imperio para promocionar sus productos socialistas).

La menor (porque estos niños de hoy en día no corren sino que vuelan), mirando extrañada al muñeco Simón, le gritó a la progenitora: “Mamí!, mami!, Bolivar no tiene pipí!”.

La madre, sin dejar de picar las verduras, y sin alterarse un ápice le respondió: “Esos son así, María Raquel, enséñale a tu hermana el muñeco del comandante para que vea que tampoco tiene!!!
_______________________________________



Héroes de Venezuela sustituirán a Supermán y Barbie
El Presidente anunció la fabricación de muñecos con figuras alusivas a los próceres nacionales para sustituir a los tradicionales héroes de los niños como Superman, Batman, Ken y Barbie. La colección se llama “Héroes de Venezuela” y son prototipos traídos directamente de China.
El Presidente mostró hoy desde el Palacio de Miraflores, en su programa “Aló Presidente” número 326, los bocetos de la propuesta para fabricar las figuras de Simón Bolívar, Guaicaipuro, Sucre, Manuelita Sáenz, Luisa Cáceres de Arismendi, entre otros.
El prototipo de Francisco de Miranda ya está listo y fue mostrado a las cámaras por el primer mandatario quien recibió hoy en sus manos el mencionado muñeco.
Para el presidente Chávez este tipo de iniciativa es parte de la “lucha cultural” para “batallar” contra Superman y contra “todo eso que envenena nuestra mente y desde niños nos ponen a admirar al imperio. Por que todos ellos son símbolos imperiales”.

Tomado de Noticias 24




La economía por el suelo, el gobierno tragándose las reservas, el petróleo a menos de 40$ el barril, no hay divisas para las empresas que producen en Venezuela, el gobierno importa 28.000 toneladas de arroz pero le echa la culpa de los altos precios a una industria que maneja solamente 3.000 toneladas, la crisis que se nos viene encima y este señor anuncia que se van a fabricar muñequitos de los héroes de Venezuela. Cosas de Ripley’s o como diría mi abuelo “vainas de loco”

, , ,






2 comentarios:

juancpove dijo...

Excelente Padre, más claro no canta un gallo. Saludos y bendición! ^_^

luis dijo...

me gusto esa "que el comandante tampoco tiene pipi" esta genial, me gusta mucho su estilo, lo consegui por el blog de gandica, quien le ha hecho una buena propaganda y ademas por sus comentarios en ese blog.
siga de esa manera, yo ya me canse de hablar de la politica, simplemente estoy harto, menos mal que siempre sale aguien mas para hacernos el relevo