domingo, 11 de abril de 2010

La revolución eléctrica avanza, a paso de...

Después del risible episodio de la iguana “come cables” salta al ruedo el mismo chavez para identificar todos los males del sistema eléctrico nacional y declara que: "siguen contrarrevolucionarios ocupando cargos clave en el sector eléctrico y eso tiene que acabarse".

Vuelve el manido discurso plagado de conceptos que de tanto vaciarse, ya no dicen nada a la gente. Palabras como contrarrevolucionario, imperio, CIA, oligarquía, revolución y tantas otras en boca del presidente han perdido (si es que alguna vez tuvieron) el peso que hacía aplaudir a las focas. Luego de once años, ¿quién se cree que los males y problemas del país los causa USA, un grupo de millonarios que conspira tras las mesas de algún club exclusivo mientras sorben cognac Napoleón VSOP, el fenómeno climático denominado EL NIÑO o una iguana entrenada en la CIA?

La paranoia conspirativa les lleva a ver espías por todos lados; ya es tragicómico el evento aquél en el que el mismo presidente denunció que los Estados Unidos había invadido el espacio aéreo venezolano con un avión de guerra y presentó como prueba una foto del presunto avión… que tenía cerca de tres años publicada en Internet!!!; ahora le toca a 8 colombianos acusados de tomar fotos de instalaciones eléctricas (que no entiendo para qué le interesarían a Colombia fotos de instalaciones que no sirven) como ya le tocó hace años a un grupo de “paramilitares” agarrados in fraganti mientras iban a comprar “cachitos” a una panadería. (jejeje la vaina parece sacada de una película de Fellini o la representación viva de un cuadro de Dalí).
Ya el presidente con sus declaraciones anunció veladamente una razzia contra el personal que trabaja con el sistema eléctrico nacional. Volverá a tocar el pitico sentenciando: “FUERAAA” como hizo con los petroleros, y volverá a colocar en los puestos que queden vacíos a los menos indicados, los menos capaces, que son precisamente los mas comprometidos con el “proceso”.

Como ya comenzó la campaña electoral de cara a las legislativas y parece que los numeritos no le dan, también arreciarán las mismas viejas y desgastadas denuncias de planes conspirativos y los mismos viejos y desgastados anuncios de planes magnicidas, tan propios en temporadas como ésta. La pregunta es ¿le importará a los venezolanos hoy tanto como le importaban hace once años?




, ,