miércoles, 21 de abril de 2010

Evo y sus teorías... nueva revolución científica


Qué tendrá el poder absoluto que transforma en hombres de ciencia a quienes lo ejercen? Será que el sentarse en la silla de la primera magistratura, ejercer cargos de poder o conducción de masas les otorga a tan serenísimas posaderas el título de investigadores científicos?

Ya son clásicas las apodícticas afirmaciones “del nuestro” de que la humanidad tiene 25 siglos de existencia en el planeta tierra; que 7x8=52; que tiene los mismos genes de un gusano; que Estados Unidos tiene una maquinita de hacer terremotos.

Novedosa la teoría de un ayatola iraní que afirma que los terremotos son causados, ya no por una maquinita made in USA sino por el sexo ilícito y las mujeres mal vestidas. (con el riesgo de que si uno se ríe de semejante “teoría” le declaren una Yihad como a Salman Rushdie y lo persigan unos enturbantados armados de cimitarras o con bombas pegadas al pecho).

Ahora el nuevo egresado del MIT, el Dr. Evo Morales nos deleita con su disertación científica. Si ya antes había dicho que los indios bolivianos pelearon contra el imperio romano, ahora nos alerta: los pollos de granja son criados con hormonas femeninas y eso hace que los hombres pierdan su hombría y a las niñas se le desarrolle el busto a temprana edad. La Coca-Cola destapa cañerías, y si a los europeos se les cae el pelo y a los indios no, es por la comida que ingieren (la genética a la basura, por supuesto).

Ese es el problema de creer a pie juntillas todos los correos basura y los hoax que se reciben por Internet, termina uno pensando que conoce todo y de todo, y termina haciendo el enorme papelón. Por cierto que las afirmaciones del Dr. Evo han sido desacreditadas por los verdaderos científicos. ¿porqué no se asesoran primero con los ministros de ciencia y tecnología antes de hablar de temas que no dominan y de los que ya han demostrado que no tienen ni pu*a idea?

No puedo negar que coincido con el Dr. Evo en la preocupación por los alimentos transgénicos, pero de allí a aliñar su intervención en una Cumbre Social para discutir el cambio climático con semejantes teorías lo que logra es convertirse en el hazmerreír mundial (igual que el otro).

Creo que era Cantinflas quien decía que “el problema no es ser ignorante, sino no demostrarlo”.

, ,