jueves, 21 de enero de 2010

RUNRUNES de Nelson Bocaranda (extracto)

¿YANQUIS SÍSMICOS E INVASORES? Pena ajena y muchas risas han provocado las declaraciones del caudillo, repetidas los dos últimos días hasta la saciedad por los medios y las focas oficiales, en las que haciéndose eco de una noticia proveniente de la Flota Rusa señaló que el terremoto de Haití fue provocado por el ejército de EEUU en unas pruebas del proyecto HAARP para crear perturbaciones climatológicas destinadas a desatar futuros sismos en Irán. Así es que siguen las acusaciones al gobierno de Obama de haber tomado militarmente Haití en un plan de expansión y control de la zona "con la mira en Venezuela". El trasfondo parece ser el enorme disgusto que siente por la destrucción del proyecto conjunto de edificación de "un aeropuerto y una base militar que estarían bajo el control de oficiales de Cuba y Venezuela cuya construcción, con un costo de $33 millones había comenzado y fue anunciada el 1 de enero" (http://tinyurl.com/ya683jf). El meollo de la molestia estaría en ese asunto y en una supuesta conversación entre el presidente Obama y el presidente francés Nicolás Sarkozy y que un diplomático galo habría filtrado: "Tanto Estados Unidos como Europa no permitiremos que dos estados no democráticos se apropien de esa nación y mucho menos que aprovechen el terremoto para seguir adoctrinando a los haitianos". De allí la enorme ayuda enviada a la desguarnecida nación antillana. Me pregunto: ¿no vendrá de allí el odio reciente contra la empresa francesa Casino, propietaria mayoritaria del Hipermercado Éxito? Nunca antes se había metido con una empresa francesa y más bien, como fue el caso Total/ELF, habían acordado las debidas compensaciones. Lo que sí indican todos estos incidentes es que el mundo se le pone cada vez más chiquito al manirroto repartidor de dólares, armas, aviones y muchas plantas eléctricas a Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador


Artículo completo en EL UNIVERSAL



, ,