miércoles, 9 de diciembre de 2009

Charito Rojas: "¡No sabía!"


"No hay peor ciego que el que no quiere ver"... Dicho popular.


Ahora resulta que el Presidente se acaba de dar cuenta que hay ladrones en su gobierno. El Comandante acaba de aterrizar en este país, según él. No se había enterado de lo que Venezuela, comenzando por sus seguidores chavistas, sabe desde hace una década: que aquí lo que hay es una "robolución". El señor Presidente ahora quiere decirnos que no sabía nada de nada. Que ignoraba que su círculo más cercano estaba adueñándose del país en sus narices.

La grosera riqueza de quienes ahora Chávez llama "patas en el suelo como yo", no le había llamado antes la atención. Nunca se preguntó cómo gente que no tenía ni carro, en poco tiempo montaba en Hummer y compraba casa en La Lagunita. Tampoco le extrañó que un teniente retirado tuviese bancos, compañías de seguros y caballos de carrera. Ni siquiera se ha fijado en la súbita riqueza de su familia, pese a que ha sido denunciada en Barinas por todos los medios posibles. Chávez creía, inocente él, que hacía una revolución mientras su entorno hacía una robolución.

Realmente nos cuesta mucho creer tanta inocencia en alguien que desconfía hasta de su propia sombra. ¿Por qué entonces el ciego no quiso ver la rampante corrupción que todos los demás sí veían? Posibles explicaciones: a) porque no le interesa b) porque no quiere perder tiempo en detalles c) porque cree que las posesiones de sus colaboradores son ganadas con honesto trabajo d) porque hay que dejarlo así, para que lo ayuden con "el proceso" y de paso, lo financien e) porque creyó que nadie se daría cuenta de la situación f) porque dejaría que tomasen todo y luego que le prestasen ese servicio, la expropiación socialista convertiría todos los bienes en propiedad oficial g) porque prefirió hacerse el loco ya que esa es gente a la que debe mucho h) porque no lee periódicos, no ve televisión, no tiene twitter ni Facebook, no lee los foros en Internet, donde se reportan día a día y desde hace años todas las marramucias de los boliburgueses, algunos de los cuales ahora han caído en desgracia para servir de chivos expiatorios por todo los que con su cara muy lavada hoy niegan siquiera haber saludado a Fernández Barrueco o conocido a Arné Chacón.

Por cualquiera de estas causas, el Comandante Presidente no se ha enterado en once años del saqueo del país, pero como ahora está mostrando buenas intenciones y según dijo, "aquí no hay intocables", vamos a echarle una manito con algunos puntos que debe investigar para que proceda a limpiarle esa sucia cara corrupta que le han endilgado a su gobierno. Esta es una somera enumeración de hechos que no soportan la más leve investigación y que facilitarán enormemente la labor anti corrupción presidencial:

1) ¿A qué no sabe quién compró Eveba y la flota atunera de oriente y occidente?

2) ¿Quiénes son los generales, coroneles y hasta capitanes que con sus sueldos pudieron adquirir mansiones en los mejores Country Clubs del país?

3) ¿Quiénes son los importadores de vehículos de lujo?

4) ¿Cómo un solo hombre pudo volverse multimillonario transportando gasolina?

5) ¿Cómo es que un solo hombre puede ser el Zar de Mercal?

6) ¿Qué se hicieron los miles de millones de los Planes Bolívar manejados por los militares?

7) ¿Quiénes están detrás de las invasiones y expropiaciones de tierras en plena producción?

8 ) ¿Quién persigue implacablemente a Empresas Polar para quedarse con el sector alimenticio del país?

9) ¿Quiénes son los nuevos dueños de las Haras de caballos expropiadas o compradas en Aragua y Carabobo?

10) ¿Cómo un comisionista avispado puede ser multimillonario a cuenta del "ten" que cobra por los créditos a los microempresarios?

11) ¿ Dónde están los dos mil millones de dólares que los analistas económicos dicen que faltan en el último informe de Pdvsa?

12) ¿Quién dio la orden en el alto gobierno de hacer depósitos oficiales meter dinero en la mesa "overnight" en los bancos de los boliburgueses?

13) ¿Sabe cuántos organismos públicos tienen sus seguros en las compañías aseguradoras intervenidas y quienes firmaron esos contratos?

14) ¿Ha averiguado por qué un gobernador, ex ministro y ex limpio de solemni dad, puede ahora comprar una casa de 3.000 millones de bolívares y esta gastando otro tanto en su remodelación total?

15) ¿Sabe dónde vivían y dónde viven ahora sus diputados, ministros, gobernadores, altos funcionarios?

16) ¿Se ha preguntado por qué el capitán Hernández Behrens autorizó el traspaso accionario de bancos, en operaciones que harían sospechar hasta a la caperucita roja de que allí había un lobo oculto?

17) ¿Se atrevería a averiguar las cuentas y propiedades que tienen en el exterior sus revolucionarios?

18) ¿Podría investigar si es cierto que una mafia interna de PDVSA, cobra el 15% a los contratistas para liberarles los pagos?

La lista de puntos que debe averiguar el adalid anti corrupción no cabe en un solo artículo. Pero si él sabe las respuestas a estas preguntas, es cómplice, encubridor y cooperador inmediato. Si no las sabe, no quiero decir lo que es. Si yo fuera el Presidente (menos mal que no lo soy), utilizaría la policía política para investigar estos corruptos y no para perseguir estudiantes y amas de casa que no apoyen al régimen. Si yo fuera Presidente (gracias a Dios no lo soy), tendría la curiosidad de saber de dónde proviene ese intenso tufo de malandros, delincuentes, choros, corruptos y demás lumpen tan cercano al poderÖ y a sus arcas. Tal vez tenga la nariz tapada, o a lo mejor le es familiar el olorcito y por eso no lo distingue. Pero como sea, Hugo Chávez está encarando a un país que ve con indignación y asombro que es ahora, once años y miles de miles de millones después, es que se da cuenta del pillaje que ha azotado a Venezuela bajo el manto del chavismo.

Ahora es cuando sabremos si es verdad que Hugo Chávez es ciego, sordo o cómplice. O si por primera vez (íqué difícil es creer esto!) se esta dando cuenta de quiénes son los ladrones. La mentira tiene patas cortas y es un grave error pensar que los venezolanos somos pendejos. Fíjese Presidente si no lo somos, que sabíamos desde hace once años lo que usted acaba de descubrir.

Tomado de Noticiero Digital


, ,