martes, 27 de octubre de 2009

Alberto Cutié se levantó con el pie izquierdo...


Qué mala suerte...!!!

Después de todo el show mediático levantado por las fotos del (hoy) ex-sacerdote en la playa con una mujer (fotos que por cierto hacen presumible la complicidad del mismo Cutié), de la estelar y muy publicitada salida del catolicismo hacia el anglicanismo, de la boda anglicana con la que antes era la mistress, hoy señora de Cutié, de su pretendida dirección al ministerio sacerdotal anglicano, (del chorro –así afirma la comunidad latina de Florida- de dólares que le entró por concepto de publicidad y entrevistas), ahora resulta que los anglicanos quieren volver a la Iglesia Católica…

Seamos honestos… no es la Iglesia Anglicana en su totalidad, pero al menos 900 (entre sacerdotes y obispos) sin contar los miles de fieles agrupados en diversas comunidades anglicanas alrededor del mundo, han pedido al Vaticano la formal inclusión bajo la dirección del Romano Pontífice. El número no deja de ser significativo y considerable. Y Cutié, “sin querer queriendo” también es responsable de la desbandada.

Desde hace algún tiempo, el ala ortodoxa del anglicanismo venía viendo con preocupación el rumbo que estaba tomando su propia congregación. Las medidas que, por presiones de grupos laxos estaban determinando la vida religiosa del anglicanismo. La ordenación sacerdotal y episcopal de mujeres, y la ordenación de gays con vida homosexual abierta y activa marcaron significativamente el descontento de muchos que vieron la relajación moral y la ruptura de la continuidad apostólica (que según ellos mantienen) como el agua que no solo llega al borde del vaso sino que se derrama. Todo ese descontento se canalizó en un proceso de reflexión, de autocrítica, que desembocó en la petición formal al Vaticano para que los aceptara de nuevo en el Catolicismo.

No cree usted, amigo Cutié, que su caso también ayuda a la reflexión de aquellos anglicanos que quieren mantener la fidelidad antes que el relajo? Usted que no supo mantener su compromiso de fidelidad a Dios expresado en el sagrado celibato… que decepcionó a muchos que creyeron en usted como paradigma sacerdotal católico… que buscó la peor y mas burda manera de hacerlo público… que se cambió al anglicanismo no por razones teológicas ni de fe, sino porque no pudo hacer lo que le dio la gana en la Iglesia Católica y se buscó quien le hiciera el juego… que por la “fama” que una vez tuvo como sacerdote católico ahora quiere apropiarse del sacerdocio anglicano como si fuera el premio de un bingo o de una tómbola… usted cree ser un ejemplo para el anglicano piadoso, creyente y fiel a su propia tradición?

Y si de pronto la Iglesia Anglicana decidiera sumarse al catolicismo… para dónde va a brincar?

Blogalaxia Tags: ,

1 comentario:

Kevin de Jesús dijo...

Ante todo, un cordial saludo desde la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, comunidad de Barrancas.

Es una alegría inmensa saber que éste grupo de anglicanos decida regresar, lo digo porque yo hace algún tiempo fuí anglicano.

En cuanto al señor Alberto Cutié, no nos queda más que orar por él. Porque es preocupante ver como llevaba su ministerio, y que siendo católico se convierta al anglicanismo me cuesta entenderlo, porque por lo menos yo dejé el anglicanismo porque me sentía evangélico disfrazado de católico, y pues yo quería ser católico, pero dejar la incalculable riqueza de nuestra Santa Madre Iglesia por eso, me parece triste.

Yo pienso que el decirle al Señor que se haga en uno según su Palabra, encierra muchísimas cosas, como por ejemplo: dejar de tener una familia por seguirle y servirle a Él. Entonces como que pierde esa pasión del sacerdocio, y le quita la imagen de hombre entregado, porque al fín y al cabo, el sacerdote está para las almas.


No quiero juzgarlo, por eso sólo nos queda orar mucho...
Señor danos sacerdotes.
Señor danos santos sacerdotes.
Señor danos muchos santos sacerdotes!!!!!!