miércoles, 15 de septiembre de 2010

Venga, venga a CADA... perdón, al BICENTENARIO



Al gobierno no le ha quedado otra que llamar de nuevo al Grupo Casino para que dirija y administre los Abastos Bicentenario, que ya les habían sido comprados cuando se llamaban CADA. Aquella sociedad accionaria de 80% para el gobierno y 20% para Casino parece que va a cambiar prontamente.

El slogan “Rumbo a la autonomía alimentaria” evidentemente que viró la dirección y el gobierno, que no pudo manejar Mercal por la corrupción, ni PDVAL a través de la empresa insignia del estado venezolano PDVSA, ahora se da cuenta que tampoco puede administrar unos simples abastos y tiene que pasarle las riendas a los antiguos dueños capitalistas para reflotar una “autonomía” que parece que no puede realizarse sin la mismísima colaboración de la empresa privada neoliberal salvaje (paradojas del destino de este socialismo/comunismo del siglo XXI).

Los nuevos “estándares” de los Abastos Bicentenario serán los antiguos “estándares” de CADA, que sí resultaron, en contraposición a los “estándares” socialistas/comunistas que el gobierno quiso implementar para presentar un logro efectista, mas que efectivo.

Ese sí ha sido un negocio redondo para el Grupo Casino… el gobierno le paga 600 millones de dólares por los CADA y ahora los llama de nuevo para que sigan administrándolos, que me imagino que no van a hacer el trabajo gratis, por lo que a los 600 millones de la venta habrá que añadirle los ingresos mensuales por “participación”, que no serán muy comunistas que digamos.

Si a ver vamos, hubiera sido preferible dejar los Supermercados CADA como estaban, el Estado se hubiera ahorrado 600 millones de dólares, hubieran llegado a un convenio para que aceptaran la “Cédula del Buen Vivir” (que debería llamarse la “cédula del Estoy Vivo de Vaina”) y todos felices y contentos; pero no! El gobierno quiso dar la imagen de omnipotencia, de “aquí el que manda soy yo y hago lo que yo quiero” y la estrellada con su respectiva vuelta de 180º nos costó toda esa millonada de dólares.

Se está haciendo común en estos últimos días ver cómo los comunistas dicen y se contradicen en desmedro del pueblo que resiente el uso que se le dio a los 600 millones de dólares que bien pudieron servir para mejorar la calidad de vida de los venezolanos en áreas tan prioritarias como la salud y la seguridad personal y ciudadana.

Venga, venga a CADA…perdón, al ABASTO BICENTENARIO

, ,