lunes, 4 de octubre de 2010

Claudio Nazoa: Flores para Andreina

Cómo estaremos en Venezuela que hacer una pregunta al Presidente, puede convertir a quien la haga en héroe o heroína. Palabras más, palabras menos, gestos y ataques de pánico de alguien que pierde el control, es lo que vi y sentí. No es literal pero así fue. En Youtube pueden verlo textual.

­¿Me podría explicar por qué si la oposición sacó igual número de votos que el PSUV, es tan dispar el número de diputados elegidos? ­¿Cómo fue que dijiste que te llamabas?... ¿Andreína?... ¿Están viendo lo que pregunta?...

¡Pero que falta de respeto!... ¿De Radio Francia es que tú eres?...

Esa radio miente... Aristóbulo, ¿tú oíste la pregunta?... Eso es lo que yo digo... ¿O sea, que tú no entiendes cómo sacando menos tenemos más?... Tú debes ser una ignorant...

Se da cuenta de que no es muy bonito decirle ignorante a una dama.

­¡La ignorancia...! ... ¡Pero habrase visto compadre...! ¿De dónde es que eres tú? No se escucha lo que ella responde porque los jalabolas no le ponen el micrófono. Al lado izquierdo, un pobre periodista cubano está aterrorizado, no vaya a ser que crean que ella es su amiga o que él apoya la pregunta.

­...Ahhh, ¡eres venezolana y no sabes por qué más es menos!... No ve, lo que yo digo, ¡iiignorancia! La periodista replica. El jalabolas sigue sin ponerle el micrófono. Intuimos lo que dijo por la respuesta de Esteban.

­¡Mañana, en Francia, van a decir que el Presidente insultó a una mujer...! Sííí, porque eso es lo que diceeen. Que yo soy capaz de insultaaar a una periodista... ¡Meeentirosos...! ¡Apátridas!... ¡Lacayos del imperialismo!... En Europa estaría presa por una pregunta así... ¿Ves Aristóbulo?... Ella no entiende... Bueno, ya que no entiendes te lo voy a explicar...

¿Quieres café Andreína?... Café calientiiico... ¡Pero anota, chica!... ¿No tienes lápiz?...

Los cómplices se notan nerviosos. Qué falta de vergüenza.

¡Qué pena ajena! El ataque es despiadado y desproporcionado, muchos se incomodan pero nadie dice nada. Es cuestión de tiempo. Ya lo vivirán cuando también les toque el turno de ser insultados, ¿verdad José Albornoz?, ¿verdad Genatios?, ¿verdad Miquilena?, y verdad todos los que en su momento se comportaban igualito, a los que también algún día, allí sentados, apoyaban y aplaudían cosas difíciles de perdonar por más arrepentidos que estén ahora.

Amigos del PTT, ¿se acuerdan cuando hace un año apoyaron la nueva ley electoral? Bueno, lo lamento, no es nada personal, pero ahora sufran calladitos la boca. Sigamos. Algo dice la periodista y arrecia la reacción de nuestro querido líder.

­¿Ven?... ¡Ahora me agrede!...

Qué falta de respeto ¡Eso es desestabilización...! Yo preferiría que Luis Bilbao le conteste. Explícale Luis.

El patético periodista argentino, de la forma más arrastrada, le da la razón a nuestro querido líder y para que no queden dudas de su absoluta sumisión, insulta a la periodista, quien no se deja intimidar. Ella, gallarda, sin bajar la vista, espera la respuesta que todos queremos saber: ¿Cómo es que si sacamos más tenemos menos? Recuerdo un viejo chiste: a un cristiano lo entierran hasta la cabeza en el circo romano y le sueltan un león hambriento. Cuando el león pasa encima del cristiano, éste, con los dientes, logra morder los testículos al león a lo que el público grita: "Tramposo, ignorante; juega limpio. ¡Tú lo que quieres es desestabilizar al Imperio romano...!".


, , ,