jueves, 11 de agosto de 2011

The History Channel, otro que se cayó del pedestal



Si es cierto que estamos viviendo épocas de grandes cambios y transformaciones, pues tampoco los canales de televisión se salvan de esa metamorfosis que no es precisamente de larva a mariposa sino de gusano a otra cosa peor.

Ya hace dos años atrás me tocó manifestar mi queja del Discovery Channel (puede leerlo aquí) y ahora, con pesar, viene el turno de The History Channel.

Debo hacer notar que mi problema hace referencia al nombre del canal y su filosofía implícita. Yo no espero ver ciencia ficción en El Gourmet.com ni una novela mejicana en ESPN, porque son canales temáticos de cocina y deportes dirigidos a una audiencia que merece (y recibe) respeto y seriedad.

De un tiempo a esta parte The History Channel ha venido incluyendo en su programación habitual una serie de “reality shows” que poco o nada tienen que ver con la historia y que ocupan buena parte del prime-time. Tal vez mi concepto de historia sea demasiado restringido pero, y aquí el lector tiene la palabra… díganme ustedes si un individuo, sierra de cadena en mano y partiendo por la mitad una máquina de pin-ball, una mesa de billar o un camión cisterna es algo que puede compartir un lugar especial en la línea del tiempo con Atila el huno, Vercingétorix o el mismo Espartaco?

Cuatro gordos (tres que compran y uno que dice/hace estupideces…que por cierto es el gancho del rating) adquiriendo a precio de gallina flaca una diversidad inimaginable de objetos para revenderlos después al doble o mas (agiotistas en el mejor sentido de la palabra) en una tienda de empeños en Las Vegas se pueden comparar con las reuniones de Yalta, la caída del muro de Berlín o el ataque a Pearl Harbor?

Una serie de camioneros cayendo por los riscos de Yemen, Mongolia o vaya a saber usted dónde, otra de un piloto de carros compitiendo contra un helicóptero y un puñado de tipos haciendo añicos a tiros los blancos mas rocambolescos serán la versión moderna de Aníbal montado sobre un elefante cruzando los Alpes, Bolívar y su Campaña Admirable en Los Andes o la batalla de Verdún?

Ni hablar de “Cazadores de Momias”, que aún cuando el tema del programa parezca histórico, no es ni mas ni menos que la descripción autobiográfica de un autoritario bipolar, grosero y gritón, desmedido troglodita que trata a todos como si fueran esclavos llamado Zahi Hawass que, muy célebre egiptólogo será pero parece mas una copia de Mubarak o del mismo Gadaffi.

Dejo en claro que los programas antes mencionados (y las otras babosadas como “cazadores de tesoros”) no es que sean malos…algunos son entretenidos, pero que ocupen espacio primordial y horario estelar en un canal llamado The History Channel me parece que es un poco irrespetuoso para con el televidente. Y mientras no nos quejemos seguiremos asistiendo impávidos a la veloz mediocridad de la televisión alternativa…no es que “si no te gusta cambia de canal” porque yo no estoy pagando para dejar de ver canales sino para tener algo de calidad y la programación que espero de un canal temático de historia es que sea de historia.

, ,